Con el corazón…

Hay decisiones que tomo que afectan a otras personas.
Hay momentos en los que quiero, necesito y decido, ponerme en primer lugar.

Y eso genera decepción. Enfado. E incluso dolor.

Y me cuesta (mucho) sostener eso.
Y a la vez quiero sostenerme a mi. Sostenerme en mi.
Y entonces, sólo puedo seguir abriéndo(te) mi corazón. Y pedir(te) perdón.
Y ofrecerme así como soy.
Eeeegunon mundo!!

¡¡¡Compártelo!!!