Lau (23.07)

Estás en mi corazón. Cada día.

En cada rayo de sol que se cuela entre las nubes.

En esas decisiones arriesgadas(o quizás más locas) que me voltean el alma y necesitan de tu mirada serena, acogiendo mi duda, mi emoción.. Mi soledad.

En cada traspiés y en cada logro, en los que seguro me andas sonriendo.

En lo más dulce de mis lágrimas, que quiero las conviertas en pequeñas estrellas allá donde estás.

Estás en mi corazón. Cada día.

Y a ratos tu ausencia quiere parcerse a un vacío imposible. Pero  al final tú siempre te presentas en mi recuerdo más tierno,  en mi fragilidad más humana… y me ayudas a acercarme un poco más a mi verdad más neta. Esta  que soy yo. A la que  siempre quisiste asi como es. Así como soy.

Hoy te hago llegar este muxote potolo bat envuelto en una nube, como aquel que inaugurabas cada día en mi mimosa  presencia. Hoy recordaré el día en que cerraste los ojos, para cuidarme desde tus sueños  eternos.

Maite zaitut ama! Ta faltan botazen zaitut, irrifar batekin.

¡¡¡Compártelo!!!

Los comentarios están cerrados