International Sisters´ Day

Para  ti, sister.
Y para todas las hermanas de complicidades profundas y corazones generosos.

 Otorgamos su espacio en el calendario a otros grandes quereres. ¿Será que celebramos a aquellos con quienes hemos crecido y peleado y compartido cuartos, vestidos, momentos vitales, aventuras y oscuridades, dolores  y amores, todos los días? Pero reivindiquemos uno propio para ellas. ¡Celebremos el día internacional de las hermanas¡

Porque precisamente hoy, quiero regalarle estas palabras a la mía. Aunque seguramente no alcanzarán a contener todo lo que ha sido y significa para mí.

No podríamos ser más distintas. Hacemos honor a la canción de “una morena y una rubia”.  Nunca nadie nos ha encontrado un mínimo parecido físico. A tu serena elegancia le es inevitable observar con discreción y a ratos con el morro torcido mis vaqueros rotos, la chaqueta de cuero y los ojos ahumados.

Le respondemos a la Vida con diálogos distintos pero compartimos sus  certezas de fondo.

Celebramos con honores cada café con leche que le robamos a la tropa.

Extrañamos el mismo corazón. Aquel que nos acurrucó. Nos alumbró tanta vida.

Nuestras conversas cotizan al alza en la telefonía móvil.

Tejes el  hermoso telar de esta familia cuyos hilos quiero inundar de colores brillantes.

Me consientes con tu pastel de puerros y tus más deliciosos experimentos gastronómicos.

Me haces reír con tu esencia más divertida.

Me invitas al corazón de tus tres increíbles y fantásticos mosqueteros, que son mis muxotepotolobateros más fieles y queridos.

Perdonas mis silencios ausentes.

Y me ofreces ese muxote potolo bat que acaricia el alma y es tónico refrescante para las pequeñas agruras del alma.

¡¡¡Compártelo!!!

Los comentarios están cerrados