Corte y confección

Va a ser un año complicado. Que debe ser un año (de los muchos que han de venir) de oportunidad.

Año de recortes, si… pero que sean para confeccionar otros mundos posibles.

Recortemos distancias. Confeccionemos con criterios de equidad.

Recortemos los embudos del lujo. Confeccionemos justicia y dignidad.

Recortemos el pesimismo y el miedo. Confeccionemos posibilidad (y por qué no ¡un poquito de alegría!).

Recortemos el silencio. Confeccionemos espacios de paticipación y construcción colectiva.

Recortemos privilegios. Confeccionemos un mundo donde lo primero sean las personas.

 

 

¡¡¡Compártelo!!!

Los comentarios están cerrados