aita

 

 De la columna de Boulevard de Radio Euskadi (17.03.2014). A partir del minuto 02:03

 Es una mirada verde azulada. Azul verdosa. La de ese mar que tanto le gusta y le relaja. Ese mar que busca cada mañana en el malecón de Zarautz. Ese mar que le lleva lejos. Que le trae a casa.

Es la mirada de un corazón que se rompió un poquito cuando el cielo se llevo una estrella. La suya. La nuestra. Y esos  pedacitos intentan ajustarse, componerse… encontrar la manera de recuperar el  ritmo de su latido. Guarecer su soledad.

Es la mirada que se encuentra con las sonrisas de quienes llegaron después,  con la mirada de quienes se quedaron, de quienes  intentamos, a nuestro modo, acompañar su mirada.

Es la mirada de quien viene de lejos.

Es una mirada valiente, que ha sabido enfrentar mil  y un batallas. A ratos es mirada cansada. A ratos pide auxilio, sin saber pedirlo. Es una mirada vivida, y es mirada querida. Es una mirada que habla más allá de las palabras que se pierden en una voz silenciada.

Y siempre será esa mirada de quien me vio llegar. La mirada que me vio crecer. La mirada que me dejó volar. La mirada que busca mi mirada. Y la encontrará. Siempre. Y  hoy quiero fundirme en un abrazo con esa mirada. Un abrazo que quiere apretar el dolor. Recoger el llanto. Alentar la Vida.

Esa mirada que ayer fue el brazo que envolvía, hoy soy yo quien la envuelve, desde mi  propia fragilidad. Es la mirada de mi aita, la mirada a la que hoy miro yo;  agradecida, enternecida, preocupada, cariñosa y llena de mí.

Para mi aita.Para esos aitatxos del mundo, que nos han querido, nos quieren y los queremos:  Muxote Potolo haundi haundi bat!

Eta eeeeeegunon mundo!!!

aita3

¡¡¡Compártelo!!!